El Altar. El caso de Siracusa

Complementando la figura del templo y recordando que éste era la casa del dios, la cual no servía como punto de reunión de la población, tenemos el altar. Éste solía estar en un precinto abierto donde se producía el ritual religioso. Podía constituir una sencilla estructura o estar mucho más elaborada y bellamente decorada con triglifos o metopas por ejemplo.

Altar Hera Agrigento del libriLa idea del espacio en la arquitectura griega)
En el lateral podemos ver como podía ser el altar.

En la Magna Grecia podemos citar el del templo de Hera, también conocido como altar de Juno Lacinia en Agrigento, situado a un lado y con unas dimensiones de 29 metros circa., y 10 metros de ancho. Destaca sin embargo el altar de Siracusa, del siglo III a.C., que fue iniciado por el entonces Tirano Hierón II  y junto a otras construcciones como el templo de Zeus Olímpico servía como propaganda política para unir su imagen con la divinidad. Del templo decir solamente que hay hipótesis de que su ubicación esté en el Ágora de la ciudad, pero no se tienen las suficientes pruebas para afirmarlo.

Altar de Hieron II (www.zainoo.com)
Restos del Altar de Hierón II (www.zainoo.com)

El altar elevado sobre un podio tenía unas proporciones monumentales, 200 metros de largo y 22,80 de ancho. Constituye el mayor altar conocido y se piensa que estuviera dedicado a Zeus. Se situaba cerca del teatro y estaba divido en dos partes. Una servía para los sacrificios de los animales y la otra cumplía la función de cremar ciertas partes de estos. El altar tenía dos entradas en forma de rampas y flanqueándolas se cree, por los restos encontrados estarían representaciones de atlantes. Hoy en día se conserva muy poco solo una pequeña parte que esta tallada en la roca pues todo lo que pudo haber llegado hasta nosotros fue utilizada al igual que los restos del teatro para la construcción de la fortaleza de Ortigia en el siglo XVI.

Nuestra polis, también poseía un altar dedicado sin embargo a Dioniso. Sin embargo era de menor tamaño, aunque no por ello inferior y estaba decorado con metopas y triglifos policromados .

Por Isaac Viñuela Robles.

Bibliografía.

  • M. A. RICHTER, G. (1980). El arte griego. Una revisión de las artes visuales de la antigua Grecia. Ediciones Destino. Barcelona.
  • MORÁN, RUÍZ, M. (2012): “Los instrumentos ideológicos de la basileia de Hierón II de Siracusa”, en DEL CERRO, C. et alii (coords.). Ideología, identidades e interacción en el mundo antiguo. UAM. Madrid. (2012). Pp 407-422.
  • LIPOLLIS, E., ROCCO, G., (2011). Archeologia grecha. Cultura, società, politica e produzione. Bruno Mondadori. Milano-Torino.
  • MARTIENSSEN, R.D. (1984). La idea del espacio en la arquitectura griega. Con especial referencia al templo dórico y su emplazamiento. Ediciones Nueva Visión SAIC. Buenos Aires.
  • Foto del templos de Juno-Lacinia tomada del libro de Martiessen anteriormente mencionado.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s