Las murallas de la ciudad

Introducción

El desarrollo de  la ciudad- estado que se produjo durante el período clásico, dejó atrás las fortalezas (acrópolis) que tenían como único fin la protección del gobernante y su séquito, dando paso  a otro nuevo tipo de fortificaciones con otros fines, cuya finalidad era la protección del cuerpo ciudadano ante las amenazas externas .

Muro oriental de Phyle.
Muro oriental de Phyle.


En el caso de nuestra polis (Eleuterion), sabemos que en tiempos de la fundación de las colonias la construcción de recintos amurallados se convierte en algo frecuente, dándose una tendencia al amurallamiento integral del núcleo poblacional. Esta tendencia se debe a la necesidad de afianzarse en el territorio y defenderse de la amenaza que podía representar la población autóctona u otras fundaciones coloniales cercanas.

Muro perteneciente a las fortificaciones de Naxos, realizado con aparejo poligonal.
Muro perteneciente a las fortificaciones de Naxos, realizado con aparejo poligonal.

Planificación

A la hora de trazar las murallas de la ciudad los arquitectos procuraban aprovechar al máximo las defensas proporcionadas por el propio terreno, como la pendiente de una colina. Por lo que el núcleo de muchas polis era la acrópolis, un lugar fácilmente defendible.

Los recintos no fueron habituales hasta el siglo IV a.C. y no se generalizaron hasta el V a.C., por lo que anteriormente las murallas tendían a disponerse con cierta flexibilidad alrededor de la ciudad.

Materiales de construcción

En lo que respecta a los materiales constructivos nos encontramos con dos tipos de murallas, las que están formadas por un zócalo de piedra sobre el cual se sitúan ladrillos de barro secados al sol, y las que están construidas en su totalidad en piedra.

Zócalo de mampostería con alzado de ladrillos secados al sol en Argos.
Zócalo de mampostería con alzado de ladrillos secados al sol en Argos.

La única ventaja que presentaba el ladrillo frente a la piedra era el ahorro de tiempo y dinero, ya que su preparación era sencilla y no precisaba de muchas herramientas ni de obreros experimentados. El único problema que presentaba el ladrillo de barro era que para su fabricación era necesaria agua en abundancia y una ingente cantidad de arcilla, a la que no todas las zonas tenían acceso. Por este motivo las zonas que contaban con afloramientos de roca caliza utilizaban la piedra, extrayéndola mediante el uso de palancas o cuñas, para sacar bloques.

Dichos bloques podían disponerse de las siguientes maneras: sin labrar, de labra tosca o de labra cuidadosa y encajada.

Con el paso del tiempo y ya en el siglo V a.C. la utilización de la piedra para los muros exteriores de las ciudades fue ganando peso, ya que era un material mucho más duradero y resistente.

La muralla de Eleuterion

La muralla inicial de Eleuterion quedó muy dañada tras el ataque de Tarento, por lo que fue necesaria una reconstrucción de la mayoría de sus tramos, conservándose las partes del alzado en adobe que habían sobrevivido de la estructura anterior.

Mampostería trapezoidal
Mampostería trapezoidal

La nueva muralla estaba construida en mampostería pétrea de forma trapezoidal, lo que la hacía mucho más resistente que la anterior frente a posibles ataques de las ciudades vecinas.

La muralla fue equipada con algunas torres de forma cuadrangular, destacando las que flanqueaban las entradas a la ciudad, lugar donde la estructura muraria se metía hacia el interior dejando las torres más hacia el exterior, facilitando la defensa de la puerta.

Bibliografía

  • Cerchiai, L, Janelli, L y Longo, F. (2004): The greek cities of Magna Graecia and Sicily, J. Paul Getty Museum, Los Angeles.
  • Fields,N.(2006): “Las murallas de Grecia”, Osprey publishing, Madrid.
  • Zarzalejos, M y Guiral, C. (2010): “Fundamentos para una historia de la arquitectura griega”, en Zarzalejos, M, Guiral, C y San Nicolás M.P.: Historia de la cultura material del mundo clásico, Uned, Madrid, 2010, 115-152.

Por Fernando Mora Rodríguez

Anuncios

2 comentarios en “Las murallas de la ciudad

  1. Ante del V-IV siglo a.C. las colonias como se defendian? Hay ejemplos de murallas cosiddette agger es decir muros de tierra con reforzamientos de madera y empalizada, que estan documentados en las ciudades indigenas del sur y centro de Italia? si hay, se diferencian con los agger indigena o se trata de un tipo de construccion comun en el Mediterraneo?

    Me gusta

    1. Ciao Matteo

      En primer lugar gracias por pasarte por nuestro blog, vamos a intentar responder a tu pregunta en la medida de lo posible.
      En momentos anteriores a época clásica nos encontramos con que sólo se fortifica la parte más alta de la ciudad o acrópolis, dando menos importancia a las otras partes de la ciudad
      Desde momentos anteriore al siglo V a.C. en Grecia nos encontramos con murallas de piedra como las de Micenas, pero no es descartable que a la hora de fundar la colonia y como defensa provisional se utilizaran murallas de tierra y madera.
      Un claro ejemplo de la utilización de tierra en las murallas lo tenemos en las murallas de Nápoles, donde tenemos un sistema de casamatas que se rellenaban con tierra para dar consistencia a la muralla.

      Saluti.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s